La celiaquía: ¿Qué es y cuáles son sus síntomas?

Los síntomas de la celiaquía y cómo aliviarlos…

Celiaquía síntomas

La celiaquía o enfermedad celíaca es una de las enfermedades crónicas intestinales más comunes en el mundo. Solo en España se estima que el 1% de la población es celíaca, lo que significa que afecta a 1 de cada 71 niños y a 1 de cada 357 adultos, según cifras del Ministerio de Sanidad. En otras palabras, cerca de 500.000 españoles padecen la enfermedad celíaca, aunque alrededor del 70% no sabe que tiene el trastorno.

¿Qué es la enfermedad celíaca?

La enfermedad celíaca, también conocida como enteropatía sensible al gluten, es una enfermedad multisistémica de carácter autoinmune en la que no se metaboliza el gluten, una proteína que se encuentra de manera natural en el trigo, la cebada, la avena y el centeno.

Lo que sucede en la enfermedad celíaca es que el simple hecho de comer un alimento con gluten desencadena una respuesta inmunitaria en el cuerpo que provoca la inflamación del intestino delgado.

Como consecuencia, si esta reacción se repite mucho a lo largo del tiempo, termina dañando el revestimiento del intestino delgado, lo cual impide que este absorba los nutrientes de los alimentos y provoca los síntomas típicos del trastorno.

¿Cuáles son las causas de la celiaquía?

El trastorno se presenta en personas con una predisposición genética y se sabe que afecta más a las mujeres que a los hombres, pero hasta el momento se desconoce su causa. Un estudio realizado por especialistas del Departamento Genética Molecular del Hospital Clínico-quirúrgico “Hermanos Ameijeiras” reveló que la alteración podría estar relacionada con el genotipo HLA, específicamente con los alelos HLA-DQ2 y/o HLA-DQ8.

El HLA-DQ2 está presente en un 90% de los pacientes celíacos mientras que el HLA-DQ8 se encuentra en entre el 5 y 10% restante, aunque vale destacar que ser genéticamente compatible con estos marcadores no significa desarrollar la enfermedad. Asimismo, se conoce que aunque el trastorno no es hereditario, tener un familiar de primer grado con celiaquía aumenta las probabilidades de desarrollarlo.

Padecer diabetes tipo I, síndrome de Down, enfermedad autoinmune de las tiroides, colitis y enfermedad de Addison también aumenta el riesgo a padecer celiaquía en algún momento a lo largo de la vida.

Síntomas y diagnóstico de la celiaquía

Los principales síntomas que indican que padeces celiaquía

Muchas de las personas que padecen celiaquía no presentan síntomas mientras que, en otros casos, los signos aparecen de manera esporádica y, en otros, de forma crónica. En cualquier caso, los signos y el momento en que aparecen suelen variar de una persona a otra.

Los síntomas digestivos más comunes que experimentan las personas celiacas son:

  • Diarrea
  • Fatiga
  • Pérdida de peso
  • Distensión abdominal y gases
  • Dolor abdominal
  • Náuseas y vómitos
  • Estreñimiento
  • Falta de apetito

Sin embargo, más de la mitad de los casos de personas con celiaquía también presentan otros síntomas que no están relacionados con el sistema gastrointestinal. En ocasiones, estos signos aparecen como resultado de los problemas en la absorción de nutrientes y como es una enfermedad multisistémica, también puede causar:

  • Anemia, usualmente del tipo ferropénico
  • Pérdida de la densidad ósea
  • Dolor articular
  • Erupción cutánea que cursa con picazón y ampollas
  • Úlceras en la boca
  • Dolores de cabeza
  • Lesiones del sistema nervioso, como hormigueo en los pies y las manos y problemas de equilibrio
  • Depresión o ansiedad
  • Pérdida del cabello
  • Ausencia de períodos menstruales

¿Cuándo deberías acudir al médico? El diagnóstico de la celiaquía

Debes consultar a tu médico si tienes malestar digestivo, diarrea o dolor abdominal que permanece durante más de dos semanas. Asimismo, deberías acudir al especialista si notas las digestiones pesadas tras consumir alimentos ricos en gluten o si padeces estreñimiento con frecuencia. En caso de que alguien de tu familia sufra la enfermedad celíaca, coméntaselo a tu médico para que te haga el estudio.

El diagnóstico de la celiaquía suele ser bastante sencillo. Primero, se realiza una prueba serológica en busca de anticuerpos en la sangre ya que tener niveles elevados de ciertas proteínas de anticuerpos puede ser un indicador de una reacción inmunitaria al gluten. En muchos casos, también se realizan pruebas genéticas para antígenos leucocitarios, HLA-DQ2 y HLA-DQ8, los cuales están estrechamente relacionados con el desarrollo de la enfermedad.

Si los resultados de estos exámenes revelan indicios de la enfermedad celíaca, es probable que el médico recomiende realizar una endoscopia y/o endoscopia capsular para analizar el grado de daño en el recubrimiento del intestino delgado. En cualquier caso, se aconseja no probar una dieta sin gluten sin recomendación médica antes de someterse a estas pruebas ya que si eliminas el gluten, los primeros exámenes podrían dar un falso negativo.

celiaquia tratamiento

¿Tiene cura la enfermedad celíaca? El tratamiento de la celiaquía

La enfermedad celíaca no tiene cura. El tratamiento suele estar orientado a aliviar los síntomas y las posibles complicaciones como resultado de los problemas de absorción de nutrientes. En este sentido, son habituales los suplementos vitamínicos en los casos de deficiencias nutricionales y los fármacos como los esteroides para aliviar la inflamación intestinal que suele provocar este problema.

No obstante, la clave del tratamiento suele ser una dieta estrictamente libre de gluten de por vida. Esto significa que quienes son diagnosticados con la enfermedad deben eliminar de su dieta los alimentos que contienen trigo, cebada, malta, centeno, sémola y algunas variedades de la avena. Para asegurarse de que se sigue una dieta libre de gluten también es importante revisar las etiquetas de cada alimento ya que aunque esta proteína carece de valor nutricional suele ser muy utilizada en la industria por sus propiedades alimentarias.

Asimismo, el gluten puede estar oculto en cualquier producto no alimenticio, como los suplementos vitamínicos y minerales, lápices labiales, medicamentos de venta libre, pasta de diente o enjuague bucal, por lo que se aconseja revisar también las etiquetas de este tipo de producto. Si bien tu médico puede orientarte al respecto, lo ideal será que visites a un nutricionista especializado en celiaquía para que analice tu caso y te planifique una dieta personalizada.

Con una dieta libre de gluten, los síntomas comienzan a remitir al cabo de unos días o unas pocas semanas. No obstante, vale aclarar que la recuperación del intestino delgado suele ser más lenta, a veces no se produce hasta varios meses después o incluso años.

Referencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.