Ejercicios para el pecho femenino

Consejos y ejercicios para conseguir un pecho firme

Ejercicios para el pecho

Con el paso de los años, el pecho es una de las zonas que más sufre lo que se llama comúnmente “las consecuencias de la gravedad”. Para tener una figura radiante y perfecta, hay que ayudar a que el pecho se mantenga en su sitio, con lo que puedes aplicar estos ejercicios para el pecho de mujeres para lograr tenerlo siempre firme y tonificado tanto en la parte de los hombros como en los tríceps.

Ejercicios para fortalecer y tonificar el pecho

Los ejercicios para el pecho deben hacerse de forma lenta y equilibrada. Siempre es mejor comenzar de a poco e ir aumentando con el paso de los días las repeticiones ya que de lo contrario podrías llegar a hacerte daño. El uso de pesas también debe hacerse moderadamente y de forma correcta. Si estás en un gimnasio y utilizas alguna máquina para los ejercicios, puedes preguntar por un monitor para que te indique si lo estás realizando correctamente.

Uno de los ejercicios para el pecho es con el uso de un balón y unas mancuernas.

Debes tumbarte de manera que tu cabeza y hombros queden apoyadas en el balón. Los pies apoyados en el suelo pero con las piernas flexionadas para que las rodillas queden mirando al techo.

En cada una de las manos, una mancuerna. Lentamente irás subiendo los brazos hasta llegar al centro y que ambas manos se junten. Una vez conseguido, volverás a la posición de inicio pero al abrir ten en cuenta que los codos deben quedar a la altura de los hombros, o sea, deben estar doblados. Durante la práctica presiona tus glúteos y abdomen para trabajar mejor.

Siguiendo con el uso de los mismos elementos, otro de los ejercicios para el pecho que puedes realizar es la extensión en el propio balón. Se trata de que te tumbes boca arriba en el balón, haciendo que tu cabeza y tus hombros estén apoyados en él. Las piernas estarán flexionadas y apoyando los pies en el suelo haciendo que toda tu espalda quede en un ángulo recto suspendido en el aire. Como la vez anterior, con una mancuerna en cada brazo, estira los brazos hacia la parte trasera quedando en ángulo recto con tu espalda y llévalos al centro haciendo que queden las mancuernas y las manos mirando al techo. Conseguido esto, vuelve a la posición inicial.

Ahora, para tener mayor estabilidad haremos un ejercicio para el pecho en el que te deberás tumbar boca abajo sobre el balón. Ahora haz que tus manos estén apoyadas en el costado del balón y elévate como si hicieras flexiones separándote el máximo posible del balón y vuelve a la posición inicial.

En este ejercicio vamos a utilizar sólo las mancuernas. Túmbate boca arriba en una colchoneta. Tomas las mancuernas y flexiona los brazos para que queden a la altura del hombro. Una vez en posición, estira los brazos hacia arriba para que queden juntos a la altura del hombro mirando al techo. Vuelve a la posición inicial bajando los brazos y apoyando los codos en el suelo.

De todos los ejercicios para el pecho, seguramente éste sea el que más conoces y el más clásico ya que se tratan de las flexiones. Debes ponerte en cuatro con las rodillas y manos apoyadas en el suelo. Una vez allí, eleva un poco las piernas para que queden sólo las rodillas en el suelo y baja tu cuerpo para que casi llegue a tocar el suelo. Estira ahora los brazos y vuelve a extender tu cuerpo y tus codos.

Como verás, estos ejercicios para el pecho puedes hacerlo tanto en casa como en el gimnasio. Son muy sencillos y si tienes constancia notarás la diferencia antes de lo esperado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.