Las nuevas (y peligrosas) formas de consumir alcohol

Peligrosas nuevas formas de consumir alcohol

Puede que te parezca que es algo novedoso, pero la realidad es que estas nuevas formas de consumir alcohol ya llevan unos años practicándose en el continente europeo, sobre todo en los más jóvenes. Se tratan de sistemas que hacen que el alcohol llegue mucho más rápido a nuestro cuerpo ya que no pasa por el aparato digestivo, lo que hace que la borrachera sea casi automática.

Las peligrosas nuevas formas de consumir alcohol

Una de estas nuevas formas de consumir alcohol es la que se llama Eyeballing. Consiste en que coloques la bebida alcohólica directamente en contacto con tus ojos. Esto puede llegar a tener unas consecuencias muy graves que llevarían incluso a la propia ceguera. La sensación es muy fuerte ya que es como si te echaran algún tipo de spray con perfume en los ojos o similar.

El llamado Oxy-shots es una nueva forma de consumir alcohol en la que se inhala el alcohol junto con oxígeno. Las proporciones llegan a ser exactamente iguales y podrían dar un coma etílico casi en el momento presentando mayores problemas para las personas que sufren de alguna patología en su aparato respiratorio.

Pero si hay una práctica que realmente llama la atención es el Tampodka, en donde se coloca un tampón con vodka dentro de la vagina o el ano, algo que sin lugar a dudas podría llevar a tener muchas infecciones en quien lo practica.

Los dulces con alcohol es otra práctica nueva, y se trata de inyectar alcohol por ejemplo en gominotas. Bien se sabe que el azúcar con el alcohol son una mezcla muy potente.

El llamado Binge Drinking es una práctica que no es nueva pero que preocupa, ya que se trata de consumir el máximo de alcohol y lo más variado en menos de dos horas, haciendo así que los efectos sean realmente importantes. El hecho de que los jóvenes comiencen a beber alcohol cada día a más temprana edad hace que tanto el Binge Drinking como las nuevas formas de consumir alcohol estén a su alcance y se vean como algo novedoso y diferente para evadirse del mundo y para seguir de fiesta.

Todas estas nuevas formas de consumir alcohol llevan también a la aparición de nuevas patologías como lo es la Alcohorexia, en donde se unen la bulimia o anorexia junto con el consumo de alcohol. Aquellas personas que consumen grandes cantidades de alcohol dejan de comer con el fin de no subir de peso algo que sin duda podría afectar mucho más que si sufren sólo de anorexia o de bulimia porque el alcohol va destruyendo poco a poco el hígado y todos los órganos del aparato digestivo, sobre todo cuando no se consumen alimentos que hace que llegue más rápido a él.

El alcohol se sabe perfectamente que puede hacer sufrir todo tipo de consecuencias en el sistema nervioso, provocar un daño cerebral o incluso hacer que aparezcan otro tipo de patologías como el acné, la obesidad, problemas sexuales, problemas anímicos, etc.

Estas nuevas formas de beber alcohol no sólo pueden hacer que una persona se vuelva adicta a la bebida sino que tendría consecuencias más graves en su cuerpo pudiendo hacer que se quede ciego, que sufra irritaciones o un sin fin de patologías más. Por supuesto que si además, se le suma al consumo de alcohol el consumo de otras sustancias, la mezcla podría llegar a ser muy explosiva y mortal, con lo que hay que tener cuidado y prestar atención, en definitiva para divertirse no hace falta beber tanto alcohol y mucho menos hacerlo de forma tan dañina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *