Lesiones deportivas más frecuentes

Descubre cuáles son las lesiones deportivas más frecuentes

Lesiones deportivas más frecuentes

Las lesiones deportivas son muy frecuentes en aquellas personas que practica activamente un deporte. Aunque se dan más en profesionales del deporte, en quienes no lo son también se puede llegar a ver distintos tipos de lesiones deportivas que afectan a la salud y a algunas partes de su cuerpo.

Lo mejor es que cuando se sufre un tipo de lesión de este estilo se trate de inmediato y se aplique un tratamiento ya que muchas veces, una lesión mal curada puede hacer que la recuperación sea más larga y que queden consecuencias a futuro. Veamos cuáles son las lesiones deportivas más frecuentes para que puedas evitarlas y cuidar así tu cuerpo.

Lesiones deportivas: Ligamentos cruzados

Es quizás, la lesión deportiva más conocida de todas en aquellas personas que juegan al fútbol. Cuando aparece un tipo de lesión de este estilo, lo que hay que hacer es una reconstrucción del ligamento y el tejido, con lo que se debe consultar con un traumatólogo y cirujano. En este aspecto, lo que se hará es que por vía artroscópica para evitar el dolor y hacer que la recuperación sea mucho más rápida y efectiva.

Lesiones deportivas: Esguince de tobillo

Si bien un esguince de tobillo se puede sufrir en cualquier momento, practicando deporte en una instalación deportiva o incluso caminando por la calle, depende mucho del tipo de esguince para determinar el tratamiento. Cuando se trata de un esguince mínimo, la recuperación se hace en pocos días inmovilizando y tratando la zona. En los casos en que el esguince es más grave, entonces hay que colocar directamente una férula y sólo en aquellas personas que repiten varios esguinces en un mismo tobillo podrían llegar a la cirugía para hacer una reconstrucción total de los ligamentos.

Lesiones deportivas: Tendinitis

La tendinitis es una lesión que se puede dar en varias partes del cuerpo y que la suelen sufrir las personas que hacen trabajos manuales o que fuerzan una extremidad. Tal es el caso de los tenistas que muchas veces sufren de tendinitis en su codo, al igual que los golfistas que por el propio movimiento que deben realizar terminan afectando su cuerpo. Para ello se inmoviliza la zona durante un tiempo y se envían ejercicios con el fin de fortalecer todos los ligamentos de y los tejidos generales. En los casos que no hay mejora, entonces se aplica un tratamiento de ultrasonido.

Lesiones deportivas: Lesión del lábrum

El lábrum es un tipo de tejido que se encuentra en el hombro y que rodea lo que se llama glenoide, algo así como la copa del hombro. Se suele dar sobretodo en jugadores de básketball ya que hacen mucho uso de su hombro para encestar, lo que permite que por los impactos de los golpes, el lábrum de pueda llegar a desprender. Cuando esto sucede se hace un tratamiento por vía astroscópica en los huesos de la zona y posteriormente se envía fisioterapia para su mejora. Es una lesión bastante grande que puede requerir al menos tres o cuatro meses de inactividad.

Lesiones deportivas: Esguince en las articulaciones de las manos

Los dedos de las manos se lesionan con mucha facilidad en cualquier tipo de deporte, sobre todo en los que hacen uso de un balón ya sea el balonmano, basketball, entre otros. El propio impacto que recibe la mano y los dedos al recoger el balón puede hacer que haya un esguince en cualquiera de los dedos. Dependiendo del tipo de lesión se debe evaluar cuál es el tratamiento más adecuado si la inmovilización o directamente la propia cirugía de la mano. Es algo complejo y que cuesta que no haya dolores o lesiones en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *