Los alimentos que ayudan a prevenir el cáncer

Seis alimentos anticangerigenos que debes conocer

Alimentos prevenir cáncer

El cáncer se ha convertido en un grave problema de salud que afecta a millones de personas en todo el mundo. De hecho, ¿sabías que en España el cáncer es la segunda causa de muerte y que la Sociedad Española de Oncología Médica prevé que a lo largo de este año se diagnostiquen alrededor de 220.000 nuevos casos?

Lo peor de todo es que el cáncer suele actuar sigilosamente y no muestra su cara hasta que ha avanzado lo suficiente como para provocar síntomas. La buena noticia es que sabemos que esta enfermedad está muy relacionada con los estilos de vida inadecuados. Tanto es así que la Asociación Española contra el Cáncer afirma que el 80% de los casos se deben a la acción de agentes externos que actúan sobre el organismo modificando las células y su información genética. Por tanto, confirman que modificando algunos hábitos de vida es posible prevenir la aparición de ciertos tipos de cáncer.

Estas conclusiones han sido corroboradas por diferentes estudios, entre ellos uno realizado recientemente por el Instituto de Omega 3 en España. Según estos investigadores, la alimentación juega un papel esencial en la prevención del cáncer ya que el consumo de determinados alimentos puede impedir o retrasar la formación y proliferación de las células cancerígenas. Asimismo, el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer estima que alrededor del 34% de estas enfermedades se deben a dietas inadecuadas.

Dieta para evitar la aparición de diferentes tipos de cáncer

  • Té. Científicos de la Universidad de East Anglia en Gran Bretaña han comprobado que beber dos tazas de té negro al día puede reducir en un 31% el riesgo de padecer cáncer de ovarios. Además, otros estudios han demostrado que el té verde también es un factor protector contra otros tipos de cáncer, como el de colon, vejiga y estómago. Esto se debe a los flavonoles, un potente agente antioxidante que ayuda a evitar e incluso reparar el daño genético que provoca el cáncer.
  • Semillas de lino y soja. En un estudio desarrollado por el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer y el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer se encontró que las mujeres que consumen con regularidad semillas de lino y soja tienen menos probabilidades de padecer cáncer de mamas. Esto se debe a sus elevados contenidos de ácidos grasos omega 3 y genisteína, dos componentes que intervienen en la producción de estrógeno, que es uno de los mayores responsables de la enfermedad.
  • Naranja y zanahoria. Según científicos de la Universidad de East Anglia en Gran Bretaña, las mujeres que beben zumo de naranja tienen menores probabilidades de desarrollar cáncer de ovarios. Esto se debe a las flavanonas, unas sustancias que se encuentran en las naranjas y que tienen propiedades anticancerígenas. Además, las naranjas, al igual que las zanahorias, son ricas en vitamina C y en betacarotenos, antioxidantes muy potentes que neutralizan la acción de los radicales libres, un proceso degenerativo que se ha asociado con la aparición de los tumores.
  • Tomate. Un estudio realizado en las Universidades de Oxford, Cambridge y Bristol ha confirmado que comer tan solo 10 porciones de tomate a la semana es suficiente para reducir en un 18% el riesgo de padecer cáncer de próstata. Este efecto beneficioso se debe a tres componentes esenciales: el selenio, al calcio y el licopeno. Estas sustancias actúan sobre los radicales libres, impidiendo que desestabilicen a otras moléculas y evitando el desarrollo del cáncer.
  • Pimientos picantes. La capsaicina que se encuentra en los pimientos picantes es capaz de reducir la carga tumoral y elevar hasta en un 30% la esperanza de vida. Estas son las conclusiones a las que han arribado científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego, después de haber realizado estudios con ratones en los cuales pudieron apreciar la eficacia de los pimientos picantes para prevenir el cáncer. De hecho, este alimento también tiene un importante efecto estimulante sobre el sistema inmunológico.
  • Mango. Científicos de la Universidad de A&M de Texas en Estados Unidos, han confirmado el efecto protector de esta fruta en algunos tipos de cánceres como el de mama y de colon. La explicación reside en la cantidad de polifenoles que contiene el mango, un potente antioxidante que induce la apoptosis de las células cancerígenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.