Los mejores afrodisiacos naturales

Afrodisiacos naturales

Los afrodisíacos no son una invención moderna sino que se remontan a la antigüedad. Hace siglos, todos aquellos alimentos cuya forma semejara los genitales, femeninos o masculinos, se consideraban afrodisiacos. Por ejemplo, en la Europa sajona las zanahorias, los espárragos y las ostras ganaron una gran reputación como afrodisiacos. De hecho, aún hoy muchos consideran que las ostras son alimentos que estimulan la libido. Otros afrodisíacos que estuvieron de moda fueron: la miel, la leche, la placenta, la sangre menstrual y la sangre de venado.

Con el desarrollo de la ciencia, muchos de estos afrodisíacos perdieron su poder ya que no se pudo demostrar que ejercieran realmente un efecto sobre el desempeño sexual. Sin embargo, eso no significa que nos hayamos dado por vencidos. En la actualidad existen algunos alimentos que continúan considerándose afrodisiacos.

De hecho, uno de los estudios más recientes sobre este tema fue llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Guelph, en Canadá. Estos investigadores realizaron una profunda revisión de los estudios anteriores para comprobar la eficacia de los afrodisiacos naturales. Así, descubrieron que algunos alimentos, en especial el ginseng y el azafrán, pueden provocar, efectivamente, un aumento de la libido. Los resultados fueron publicados en la revista Food Research Internacional.

Los 7 mejores afrodisíacos para estimular el deseo sexual

  1. Ginseng. Desde hace milenios, el ginseng ha sido utilizado como un afrodisiaco natural para estimular el deseo y mejorar la capacidad y el desempeño sexual. Se conoce que esta planta de origen asiático tiene un efecto tónico y estimulante, por lo que puede mejorar el rendimiento sexual.
  2. Azafrán. Se ha demostrado que esta especia tiene efectos sostenidos sobre el rendimiento sexual y estimula la libido. Se dice que en el Antiguo Egipto esta planta se utilizaba tanto para aromatizar los ambientes como para seducir. En Grecia se usaba como un remedio contra el insomnio y los árabes recurrían a ella por sus propiedades antiespasmódicas y anestésicas.
  3. Jalea real. Se conoce que la jalea real tiene efectos estimulantes sobre el sistema nervioso central y el sistema periférico, ambos relacionados con los genitales. Esta es la razón por la que se utiliza como afrodisiaco. De hecho, sus efectos tardan un poco en aparecer pero son seguros y prolongados.
  4. Azúcar moreno. Los estudios han encontrado que una reducción de los niveles de azúcar en sangre aumenta el nivel de adrenalina en nuestro cuerpo y, por ende, se produce un bloqueo de las hormonas que despiertan el impulso sexual. Al contrario, comer azúcar moreno o un postre azucarado, aumenta la cantidad de glucosa en el organismo y resulta más fácil estimular la libido.
  5. Chocolate. Históricamente, el chocolate ha sido uno de los afrodisiacos naturales más famosos. Todo se debe a la feniletilamina, un componente que ejerce una acción estimulante sobre el cerebro al potenciar la liberación de serotonina y endorfinas, dos neurotransmisores vinculados con la relajación, la felicidad y el placer.
  6. Avellanas. En sentido general, la mayoría de los frutos secos tienen efectos afrodisiacos, pero en especial, las avellanas. Esto se debe a que estimulan el sistema nervioso y permiten que el estímulo sexual viaje con mayor rapidez. Es por ello que en algunos pueblos aún continúan colocando una cesta de avellanas cerca de la cama de la pareja, en su noche de bodas.
  7. Apio. Esta especia es otro de los afrodisiacos naturales que puede estimular el deseo y mejorar el rendimiento sexual. Hoy sabemos que el apio actúa sobre los órganos urinarios, por lo que estimula la zona de los genitales de forma natural. Este efecto se puede potenciar durante más tiempo si se combina además con la remolacha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *