Plan para ponerse en forma después del verano

Con una buena dieta equilibrada y un plan de ejercicios seguro que consigues ponerte en forma después del verano

Ponerse en forma después del verano

Es inevitable, a todos nos pasa que durante el verano, dejamos la dieta de lado y no miramos realmente lo que comemos, pues estamos “de vacaciones” y eso hace que entre las visitas, las salidas a comer y cenar fuera y la playa, las comidas y la quietud tomen un protagonismo importante, llevando así a que nuestra dieta se desequilibre y nuestro cuerpo tome algunos kilos de más. Pero ahora que esa época ha pasado, puedes tomar este plan para ponerse en forma después del verano y así volver a tu estado original y más activo.

Con una buena dieta equilibrada y un plan de ejercicios seguro que consigues eso y mucho más. Bien sabemos que una dieta sin un plan en donde podamos mover el cuerpo y quemar calorías no sirve de nada. Tampoco sirve de nada que de un momento a otro le des una “paliza” a tu cuerpo de entrenamiento. Se trata de que puedas generar una rutina para llevar adelante y así hacer que tu cuerpo se acostumbre poco a poco a ello y puedas ir aumentando su intensidad día a día.

Pero si eres de esas personas que antes del verano tenían un plan de ejercicios y no se ha quedado quieta en el verano, entonces, puede seguir con el mismo plan añadiéndole una dieta para que sea todo mucho más rápido y saludable.

Ten en cuenta que el ejercicio no se basa en hacer largas sesiones aeróbicas, sino que es la regularidad y constancia lo que hará ver en tu cuerpo los resultados esperados subiendo a poco a poco la intensidad y el cómo haces esos ejercicios. Lo mejor siempre es que hagas ejercicios cardiovasculares que son mucho más eficaces para perder peso y para volver a la forma física que deseas. Cuando ya lo has conseguido puedes pasar a los ejercicios aeróbicos, haciendo así que tus músculos vayan tomando forma y sean mejores que antes.

Algunos ejercicios que te pueden servir son hacer footing, caminar, bicicleta o nadar. En cuanto a los ejercicios para tonificar y mejorar los músculos se tratan de repeticiones en distintas partes del cuerpo. Por ejemplo, en los abdominales puedes hacer sesiones de 14/12/10 repeticiones tanto en los abdominales bajos como en los altos y oblicuos. Lo mismo sucede con los glúteos, haciendo sentadillas y ejercicios similares con las repeticiones anteriormente marcadas.

Acompaña este plan para ponerse en forma después del verano con una dieta equilibrada. Lo más recomendable es que acudas a un especialista como por ejemplo un nutricionista que te ayude a determinar cuál es el mejor tipo de dieta para tu caso en particular y así bajar poco a poco esos kilos de más.

Recuerda que la constancia es lo que hará que veas resultados, que no existen dietas milagrosas que puedas hacer y que bajes muchos kilos de un día para el otro y que es muy importante que disfrutes cada día del ejercicio que haces. Si por alguna razón no te gusta seguir una tabla de ejercicios en un gimnasio, podrías probar con hacer otro tipo de deporte en equipo o hacer la misma rutina al aire libre. Respirar el aire fresco te hará revitalizar por completo.

Como complemento puedes también añadir clases de yoga o Pilates que te harán estar centrada con tu interior y en busca paz mientras ejercitas todos los músculos de tu cuerpo.

Y descansa. No es posible llevar adelante ningún plan para ponerse en forma después del verano si no dejas que tu cuerpo descanse y se amolde a su nueva rutina de ejercicios y de alimentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *