La salud de nuestro cabello está íntimamente relacionada con nuestro estado de ánimo. De hecho, nuestro cuerpo es como una maquinaria perfectamente engranada por lo que un desperfecto en una de las piezas, que en este caso serían las emociones, puede provocar daños a nivel físico. El estrés y los estados emocionales negativos, en sentido general, pueden hacer que nuestro cabello se vuelva opaco, frágil y quebradizo. Leer más »