A partir del sexto mes de vida el bebé ya puede comenzar con la alimentación complementaria. Durante este periodo se recomienda ir introduciendo poco a poco los diferentes alimentos, siempre teniendo en cuenta la capacidad digestiva del pequeño y su nivel de desarrollo. De hecho, debes considerar que un bebé recién nacido tolera apenas unos 20 ml, pero a lo largo del primer año su capacidad gástrica aumenta hasta los 200 ml, lo cual hace que coma más y con mayor frecuencia. Leer más »